La razón por la que mordemos a la persona que amamos

Si alguna vez has mordido -con delicadeza, por supuesto- a un bebé porque no podías aguantar las ganas o si en una muestra de cariño también te ha salido hacer esto en el labio o en el brazo de tu pareja o de otra persona a la que quieres, tenemos que decirte que has sufrido lo que se conoce comoagresión tierna, y no es en absoluto nada malo no siempre está relacionado con el deseo sexual. ¿No te ha pasado que algo muy muy achuchable tenías ganas de apretarlo con todas tus fuerzas, e incluso de morderlo? La sensación de querer morder o apretar a las personas que amamos puede parecer extraña, pero en realidad tiene una explicación científica. Según estudios psicológicos y neurológicos, estas ganas de querer morder a alguien que nos resulta adorable es conocida como «agresión tierna» o «agresión positiva», e incluso tiene un fin social: ayudarnos a controlar nuestras emociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *