Que le pasa a tu cuerpo si no tienes intimidad en una semana

El sexo es salud”. Es una frase trillada, pero no por eso deja de ser cierta. La actividad sexual beneficia tanto al cuerpo físicamente como al cerebro. Y por eso el dejar de hacerlo trae consecuencias que afectan en ambos sentidos a las personas. Cuando tenemos sexo el cerebro libera oxitocina, dopamina y serotonina, todas sustancias que nos dan placer y bienestar. Una sexualidad satisfactoria supone un beneficio para la salud, por lo tanto es muy importante que los profesionales de la salud promovamos la sexualidad de nuestros pacientes en cualquier etapa de su vida”, afirman los especialistas. Varios estudios muestran que en el cuerpo se producen cambios con la ausencia de sexo. Por un lado, dejar de tener relaciones sexuales puede aportar cierta apatía en esta esfera de nuestra vida, por lo tanto, cuanto menos sexo tengamos, menos deseo se despierta. Una de las consecuencias de la falta de sexo es el aumento del estrés, debido a la no liberación de las sustancias que permiten contrarrestarlo. Esto ocasiona un aumento de la presión sanguínea y del cortisol, hormona que se libera como consecuencia del agobio y la angustia. Y responsable, también, de aumentar el nivel de azúcar en sangre y de suprimir el sistema inmunológico, entre otras funciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *