Increíble mira lo que le sucede a tu Zona intima

No obstante, una cosa es lo que se cuenta y otra la experiencia real. Porque, aunque algunas de las que lo han probado aseguran que hay “un antes y un después”, no todo el mundo parece sacarle el mismo partido. ¿La razón? La falta de práctica, claro (dicen que cogerle el truco lleva su tiempo). Pero también, el desconocimiento que, en general, tenemos las mujeres de nuestra propia sexualidad, la anatomía de nuestros órganos sexuales y las zonas potencialmente erógenas femeninas. Según explica la fisiosexóloga Mónica Mallafré, que trabaja en la Unidad de Fisioterapia del Suelo Pélvico de Dexeus Mujer, muchas de las mujeres que acuden a su consulta confiesan que nunca han visto su vulva ni han observado cómo son sus genitales. Algo que ella recomienda y hay que hacerlo con espejo en mano, puntualiza. “Todas las mujeres deberían hacerlo a lo largo de las diferentes etapas de su vida, y especialmente en la juventud, antes de colocarse un tampón o copa menstrual o tener las primeras relaciones sexuales con penetración, para conocer mejor su propio cuerpo y sus zonas erógenas, igual que estimularse”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *