El niño llora del dolor en la cabeza, cuando su madre mira su cabello llamo a emergencias

Con el comienzo del nuevo curso escolar vuelve también una de las mayores pesadillas de los padres año tras año: las plagas de piojos. Da igual cómo sea el pelo, si corto o largo, esté sucio o limpio; los piojos siempre vuelven, sobre todo en esta época del año en la que los niños vuelven al colegio y juegan sin miramientos juntando su cabeza los unos con los otros. Para evitarlos, lo más importante es la prevención: no hay que esperar a que el niño se rasque la cabeza para hacer una revisión. La clave está en cogerlos a tiempo, así cuanto antes se ataquen más eficaz será su erradicación. Si no, al menor le puede pasar lo mismo que a una niña de la ciudad de Corpus Christi, en Texas, que ha sorprendido a las redes por la cantidad de piojos que albergaba en su cabeza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *