SI NO HUBIERA SIDO GRABADO POR UNA CÁMARA NADIE CREERÍA

Captaba con cámara oculta a mujeres jóvenes a las que grababa «las zonas genitales» sin su consentimiento para después subir estos vídeos a un portal de pornografía. El Juzgado de lo Penal 11 de Madrid acaba de condenar a cerca de 40 años de prisión a un hombre que, durante más de un año, obtuvo imágenes con cámara oculta en la calle o el transporte público de mujeres jóvenes a la que grababa «las zonas genitales» sin su consentimiento para después subir estos vídeos a un portal de contenido pornográfico. Según la sentencia a la que ha tenido acceso El Confidencial, cuando fue detenido, el número de víctimas contabilizadas ascendía a 555. Las captaba en los andenes, vagones de distintas líneas de Metro o en el Cercanías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *