El caso de esta chica con garrapatas te sorprenderá

En primavera y verano, es posible que oigas hablar de algo conocido como la enfermedad de Lyme. No tiene nada que ver con las limas, pero tiene bastante que ver con las garrapatas, esos bichos pequeños y asquerosos, a quienes les encanta beber sangre humana. ¡Qué asco!, ¿verdad?

Las garrapatas te quieren chupar la sangre

Las garrapatas se alimentan de sangre de ratones, perros, ciervos, caballos y, a veces, de seres humanos. Tienen ocho patas, pero son tan diminutas que se ven como una mota de polvo o la cabeza de un alfiler. Lo más probable es que te hayas topado con ellas en áreas cubiertas de hierba y/o boscosas. En primavera y verano, es más probable que tengas mucha cantidad de piel expuesta al aire (como cuando llevas pantalón corto y camiseta de manga corta), lo que da a las garrapatas muchas oportunidades para que se te peguen a la piel.

Cuando te pique una garrapata, no notarás nada en absoluto. Y lo más probable es que tampoco te enteres de que esa garrapata se está alimentando. Si te pica una garrapata infectada, te podría trasmitir espiroquetas. Pero, si la garrapata permanece unida a tu piel durante poco tiempo (no más de uno o dos días), habrá pocas probabilidades de que contraigas la enfermedad de Lyme.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *